QUÉ CONSEJOS SE PUEDE DAR A UN SUPERVIVIENTE QUE HA PERDIDO A SU PAREJA Y CON UN MENOR A SU CARGO

La amplia red de apoyo que se desplegará alrededor de los afectados por el desastre será durante la primera semana, si llega a los siete días, efímera. Las manifestaciones de condolencia de personalidades gubernamentales, si las hubo, la prensa, los compañeros de trabajo, amigos y familiares, irán decreciendo en número con el paso del tiempo. Al final no quedan ni los psicólogos voluntarios que tan amablemente le atendieron al principio.
Una de las principales quejas que manifestaban los familiares de las víctimas del terrorismo en una encuesta organizada por el Gabinete Psicológico de la AVT, era que la ayuda prestada fue a veces inexistente y otras efímera. De esta forma, la clave en la prevención de un desarrollo negativo por parte de los profesionales de la salud de los síntomas de ansiedad generados es, entre otras medidas, la de garantizar la cobertura de una eficaz red de apoyo. Hay que animar a los familiares más cercanos y a los amigos más fieles a mantener el contacto por un plazo prolongado. Invitarlos a llamar o hacer visitas al menos durante los dos primeros meses.
Otros consejos para dar a los familiares son:
Importancia de escuchar al menor. Desde la óptica del niño y desde una forma muy particular de ver las cosas, ellos hacen sus juicios causales. Si lo que cuenta es una visión acertada para su edad de lo ocurrido, alábenle. Si no es así pueden corregirle y felicitarle por compartir sus inquietudes.
Diferenciar la forma correcta de reaccionar y la incorrecta. No es bueno fomentar el llanto ni tampoco reprimirlo. A menudo se crean malos canales de comunicación y se fomentan las creencias distorsionadas por culpa de no hablar y llorar juntos los familiares. Poner puntos en común y saber cómo lo vivió el otro es fundamental.
Mostrar interés en las actividades escolares. Conocer a los maestros y explicarles cómo ha reaccionado al suceso, hablar con el psicólogo adscrito al colegio, ayudarle con sus tareas, ir a recogerle al Centro son formas de hacer más llevadera aquello que ningún niño o niña debería vivir.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s